La líder de la Tupac Amaru está detenida en una cárcel de Salta desde el martes pasado. Las claves del pedido del tribunal.

Con “carácter urgente”, la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) le ordenó el martes al juez de Jujuy, Pablo Pullen Llermanos, que le otorgue el beneficio de la prisión domiciliaria a Milagro Sala, tal como lo había solicitado la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En su resolución, la Corte Suprema recordó que el 5 de diciembre aceptó el pedido de la CIDH para que “el Estado argentino adopte, de manera inmediata, las medidas de protección que sean necesarias para garantizar la vida, integridad física y salud de la señora Sala” y que “sustituir la prisión preventiva por la medida alternativa de arresto domiciliario en su residencia”.

En ese contexto, la Corte Suprema le exigió al Superior Tribunal de Justicia de Jujuy que “por su intermedio y en el marco de sus competencias, se adopten con carácter urgente las medidas del caso para dar pleno e inmediato cumplimiento a lo resuelto por este Tribunal en su sentencia del 5 de diciembre y salvaguardar la vida, integridad personal y salud de Sala”.