La medida cautelar fue solicitada por la fiscal Rosana Marcolín y ordenada por el juez Pablo Busaniche. El imputado tiene 23 años y sus iniciales son DRP. La víctima es un joven menor de edad.


Un joven de 23 años cuyas iniciales son DRP quedó en prisión preventiva en el marco de una investigación por abuso de armas cometido en la ciudad de San Javier. Así lo resolvió el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Pablo Busaniche, a pedido de la fiscal Rosana Marcolín en una audiencia de medidas cautelares celebrada ayer a la mañana en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

DRP fue imputado el sábado pasado por la fiscal Marcolin como autor de los delitos de abuso de armas y abandono de persona, en concurso real.

El ilícito que investiga la fiscal Marcolin fue cometido el pasado 8 de agosto, aproximadamente a las siete de la tarde en una zona inhóspita de la ciudad de San Javier. “DRP concurrió a un predio destinado a ser utilizado como basural, portando una carabina. Allí encontró a un joven de 16 años, le preguntó su nombre y cuando la víctima respondió, el imputado efectuó dos disparos en la pierna del menor”, indicó la fiscal del MPA. “También se le imputó el delito de abandono de persona porque, una vez que DRP le disparó a su víctima en la pierna, se retiró del lugar y dejó al menor tirado en el suelo, herido”, concluyó la fiscal Marcolín.