Problemas con los servicios básicos, estufas sin tiro balanceado y escasez de salidas de emergencia, son algunas de las deficiencias con las que se encuentran a diario los maestros del Gran Rosario
La tragedia en la escuela 49 de Moreno, en Buenos Aires, reavivó la inquietud de los gremios Amsafe y ATE por conocer en detalle en qué condiciones trabajan los maestros de la provincia de Santa Fe. El relevamiento arrojó números preocupantes y dejó en evidencia que son más que habituales las irregularidades en instalaciones de gas, luz y agua potable.

El recorrido por 107 escuelas del departamento Rosario permitió conocer, por ejemplo, que en el 56% de las escuelas existen problemas con las instalaciones de gas, al tiempo que apenas el 26% de las mismas cuentan con aparatos de calefacción con tiro balanceado habilitados para establecimientos educativos.