El dueño de la Terminal de Retiro se presentó en una sede policial horas después de que el juez Claudio Bonadio ordenó su detención.


La causa de los cuadernos de las coimas sumó otro detenido. Néstor Otero, el empresario que tiene la concesión de la Terminal de Retiro, se entregó en una sede de la Policía en Figueroa Alcorta y Cavia, en el barrio porteño de Palermo. El juez Claudio Bonadio había ordenado detenerlo en las primeras horas de la mañana.

El empresario está mencionado varias veces en los cuadernos que escribió Oscar Centeno. Sin embargo, se había negado a declarar en la causa, presentó un escrito y pidió su eximición de prisión.

Ordenaron la detención de Néstor Otero, dueño de la terminal de Retiro
En sus apuntes, el chofer aseguró que entregó bolsos con plata al exfuncionario Roberto Baratta, ex número dos del exministro de Planificación Julio De Vido. Según el hombre que manejaba el auto oficial en el que se recolectaban los sobornos el “zar de Retiro” entregó alrededor de 250.000 dólares en efectivo y le regalaba al exfuncionario vinos y champagne.

En el escrito que le presentó al juez, Otero dijo que en junio de 2015 cuando supuestamente habría sido la entrega estaba de viaje en Paraguay. También señaló que, para ese entonces, el área de Transporte no estaba a cargo de Planificación sino que había pasado a la órbita del Ministerio del Interior de Florencio Randazzo.