El monumento apareció pintado con la palabra “chorro”.


En medio de los avances judiciales por la causa de los “cuadernos de la corrupción K”, un monumento del ex presidente Néstor Kirchner apareció vandalizado en las últimas horas en la localidad patagónica de Río Turbio, con un bolso sobre uno de sus brazos.

La “intervención” al monumento, en clara alusión a las denuncias en torno a la gestión del gobierno anterior, incluyó una pintada en forma de grafitti con la palabra “chorros”.

La agresión se dio a conocer este miércoles a la mañana. Coincidió poco después de las protestas realizadas en todo el país, cuyo epicentro fue la Capital Federal, que exigían el desafuero a la senadora Cristina Kirchner.

Los reclamos por falta de transparencia se vieron revitalizados tras el “cuadernogate”, que investiga el circuito de recaudación de fondos ilegales vinculados a la obra pública durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

La distribución del dinero procedente de coimas era transportado con bolsos, según las declaraciones de varios de los arrepentidos en la causa. Es por eso que se usó este objeto para vandalizar la estatua del ex mandatario.

En esta clave revisionista, ayer el municipio de Quito removió el busto de Néstor Kirchner situado en la Plaza Argentina, ubicada en la capital ecuatoriana. La decisión se suma a la que adoptaron varios distritos de la Argentina en medio del estallido de la denuncia por los “cuadernos de la corrupción”.