La Policía rescató a la criatura en la localidad bonaerense de Bosques. Estaba en un cochecito.

La Policía de la localidad bonaerense de Bosques rescató a un nene de un año abandonado en la calle. El bebé estaba en un coche, tapado con frazadas y una mamadera y tenía un cartel que decía: “Lo dejo porque estoy en la calle”.

"Lo dejo porque estoy en la calle", decía el cartel manuscrito en un papel que estaba en el coche del bebé. (Foto: @hechosanderecho).

Una vecina que encontró al chiquito en el cruce de las calles Capdevilla y Yamandú llamó a la Policía para que lo ayudaran. El mensaje estaba escrito en un papel. Según informaron las autoridades, el nene está en buen estado de salud.

Tras recibir la alerta, los efectivos del Comando de patrullas de la localidad bonaerense de Florencio Varela fueron al lugar junto con una ambulancia y lo llevaron a un centro de salud. Los médicos verificaron que está sano.

Walter Ibarra, el policía que lo rescató, contó a TN que “estaba bien abrigado y cuidado”. “Fue a las 6.50 de la mañana. El nene lloraba, estaba tapado con una mantita y tenía juguetes en el coche”, recordó.

Por su parte Karina, la mujer que lo recibió en la guardia, relató que la mamá le dejó dos pares de medias, la mamadera preparada y unos pantalones. También contó que decidieron sacarle una foto para tratar de ubicar a la mujer. “Ella tiene que volver con su bebé más allá de la situación por la que está pasando. Quisimos ayudarla”, explicó.

Las enfermeras creen recordar que se trata de un nene que había sido atendido la semana pasada por una afección respiratoria. Sin embargo, al no tener el nombre ni el número de documento no pueden encontrarlo en las historias clínicas. En el caso intervino la Subsecretaría para la Protección de los Derechos del Niño y del Adolescente de Florencio Varela junto con la UFI N° 4 de Quilmes, que trabajan en encontrar a los padres. La causa fue caratulada como “abandono de persona”.