Se trata de Ezequiel Sabor quien recibió a la tripulación de la embarcación luciendo zapatillas y ropa deportiva. Fue en el Puerto de Cozumel, en la escala mexicana para el 47° viaje de instrucción.

El embajador argentino en México, Ezequiel Sabor, es cuestionado por el vestuario que usó durante un acto oficial para saludar a las autoridades de los grandes veleros del mundo, entre ellos, la Fragata Libertad.

Para la ocasión en el Puerto de Cozumel, optó por unas bermudas, una chomba y zapatillas deportivas mientras que la tripulación argentina lució su clásico uniforme de punta en blanco.

En la Fragata viajan 26 oficiales, 192 suboficiales e invitados de institutos de formación de la Armada Argentina (Escuela Nacional de Náutica, Escuela Nacional Fluvial y Liceos Navales), entre otros.