Este lunes, los empleados pertenecientes a la obra del Desagüe Espora se encontraron con el portón cerrado con candado y telegramas de despido para 65 de ellos. Esto significa que en medio de la conciliación obligatoria que debía cumplir la empresa contratista de los obreros, no cumplió y los echó.

“No dejaron ingresar al personal y mediante la presencia de un escribano, despidieron a los trabajadores”, manifestó Gastón Pizzini, de la UOCRA, en contacto con Aire de Santa Fe. De este modo, “se dejó constancia de los 65 trabajadores despedidos”.

Consultado sobre los motivos que esgrimieron desde la empresa para tomar esta decisión, Pizzini afirmó que les dijeron “no tienen sustento económico para mantener la obra”. Asimismo, agregó que “la empresa subcontratista rescindió contrato despidiendo a todos los trabajadores y se fue”. Solo quedaron dentro del obrador cinco trabajadores afectados a Automac.

En el lugar, la Secretaría de Trabajo constató los despidos efectuados. “Se los despidió en medio de la conciliación obligatoria”, dijo Pizzini. Con este panorama, son malas las expectativas de los trabajadores que quedaron en medio de esta situación. “Venimos con mala experiencia en este tipo de casos”, se refirió el representante de la UOCRA. “Hoy es un día muy triste para todos poder ver el portón con cadena y los trabajadores afuera con los telegramas de despido”.

Señalaron que la semana pasada los trabajadores recibieron un pago de alrededor de $3 mil por la quincena.

Cabe destacar que mañana está prevista una nueva audiencia en la sede del Ministerio de Trabajo de la provincia, donde fueron citadas todas las partes.