La investigación del fiscal Navarro Dávila terminó con la detención de 36 personas.

 

Se desarrolla en diferentes puntos de la provincia allanamientos para desarticular varias bandas que se dedicaban a cometer robos en distintos lugares. Hasta el momento se hicieron 48 allanamientos y se detuvieron a unas 36 personas, según informaron fuentes judiciales.

El fiscal Washington Navarro Dávila ordenó realizar una investigación, puesto que encontró varios indicios para sospechar que se trataban de las mismas organizaciones. Requirió entonces el trabajo de los investigadores del Departamento Inteligencia Policial, que comenzaron a analizar el accionar de estos grupos.

Después de meses de trabajo llegaron a la conclusión que existían dos grupos al que identificaron como la Banda de los Mataperros (la llamaron así porque se especializaban en envenenar a los canes que cuidaban las casas que atacaban), y la Banda de los Smart (se especializaban en robar ese tipo de televisores).

Una vez que reunieron toda la información, Navarro Dávila solicitó más de 40 allanamientos y pidió la detención de los integrantes de ambas organizaciones, medidas que fueron aceptadas y que se concretaron ayer.

El camión jaula de la Policía fue cargado hasta su máxima capacidad para trasladar todos los elementos incautados.

Por orden de Navarro Dávila, los vehículos y las motos incautadas serán exhibidos al frente de los tribunales de la avenida Sarmiento para que las víctimas de robos traten de identificar a sus bienes.