Un rastrillaje ordenado por la Fiscalía de Vera y realizado por a PDI dio como resultado el hallazgo de una bala en el lugar donde fueron encontrados los restos óseos de Rosalía Jara.

La pesquisa en el sitio permitió dar con una bala (el plomo) que podría ser calibre 22. También se halló un prenda (pantalón) que habría pertenecido a la joven.

Los elementos hallados, sobre todo el proyectil, serán peritados por técnicos de la PDI para determinar si contienen rastros de ADN y así echar luz sobre la causa de la muerte de Rosalía.