El exdirector de la Entidad Binacional Yacyretá estaba en un departamento de Barrio Norte de la Capital Federal.

Después de más de un mes de estar prófugo, Oscar Thomas fue detenido en un departamento de Barrio Norte de la Capital Federal. La Policía Federal logró dar con el exdirector de la Entidad Binacional Yacyretá a partir de un llamado a una línea del Ministerio de Seguridad. El Gobierno había ofrecido una recompensa de $500 mil para quien aportara datos fehacientes sobre su paradero.

Thomas sería trasladado desde la propiedad ubicada en Uriburu al 1000 a los tribunales de Comodoro Py en las próximas horas y quedaría detenido hasta declarar ante el juez Claudio Bonadio en la causa de los cuadernos de las coimas.

Días atrás José Manuel Ubeira, abogado de Thomas, había asegurado en declaraciones radiales que su defendido no se entregaría hasta que la Justicia le garantizara la eximición de prisión porque no quería presentarse en calidad de arrepentido “porque no vivió nada de lo que se dice” y “no tiene por qué involucrar a gente falsamente”.

Mientras la ministra de Seguridad Patricia Bullrich anunciaba la recompensa para quien aportara datos, la Legislatura de Misiones resolvió publicar el pedido de detención internacional en todas las oficinas administrativas de atención al público en caso de que así lo dispusiera el juez federal Claudio Bonadio. Así buscaban empapelar la provincia con el rostro del exfuncionario.

Cuál fue el rol de Oscar Thomas según los cuadernos de Centeno

El chofer de Roberto Baratta, el número dos de Julio de Vido, aseguró que cuando Thomas era el directivo de la EBY pagó una coima de US$ 1.100.000 en 2009 y otra en 2013. En las anotaciones, el remisero que acompañaba al funcionario a cobrar los sobornos escribió: “Mientras viajábamos lo llamó al jefe y le dijo que entre Yacyretá y Transporte habían “aportado para la corona” US$657.000″ .