Un vecino de barrio Agote y dos odontólogos del Instituto Médico Legal serán imputados este miércoles por “falso testimonio y encubrimiento”. Será en la investigación por la desaparición forzada y muerte del albañil de Florencio Varela en octubre de 2014

El juez federal Carlos Vera Barros llamó a indagatorias a un vecino del barrio Luis Agote y a dos odontólogos en el marco de la causa por la desaparición forzada y asesinato de Franco Casco, en 2014. Los tres serán imputados este miércoles por los delitos de “falso testimonio y encubrimiento”, adelantaron fuentes del caso.

Salvador Vera, abogado de la familia, explicó al programa La primera de la tarde (Radio 2) que “el Juzgado federal Nº 3 ha decidido citar a indagatoria a dos profesionales del Instituto Médico Legal (IML), más precisamente a dos odontólogos, por una pericia poco creíble del cuerpo de Franco Casco”.

Por otra parte, el abogado agregó que también se citó a indagatoria “al vecino que participó en la denuncia junto con el comisario Diego Álvarez, para facilitar el procedimiento policial falso”.

Las tres personas deberán concurrir a los Tribunales federales este miércoles entre las 9 y las 10 de la mañana.

El equipo jurídico de la Asamblea por los Derechos de la Niñez y la Juventud, querellantes en la causa, indicó que el vecino que será indagado “declaró en reiteradas oportunidades en el marco de la investigación y en cada una sólo atinó a apoyar la versión policial sobre lo ocurrido con Franco Casco a partir de su detención el 6 de octubre de 2014”.

“En dichas declaraciones manifestó claras contradicciones, irregularidades e inconsistencias que no sólo lo comprometen por los delitos de falso testimonio y encubrimiento sino que además abonan a la falsedad del relato policial que, con dieciocho policías procesados, ya está expuesta”, expresaron desde el equipo jurídico.

También fueron llamados a indagatorias los odontólogos legales Elisandro G. y Aníbal P., integrantes del Departamento de Identificación Cadavérica, Odontología Legal y Forense.

La Asamblea por los Derechos de la Niñez y la Juventud explicó que el 12 de julio de 2017 el doctor Félix Rodríguez, integrante del Instituto Médico Legal, remitió a la Fiscalía Federal un informe odontológico de tres fojas firmado por estos odontólogos, en los que se afirma que Franco había perdido dos piezas dentales en vida, y no de forma traumática.

“La investigación arrojó que dicho informe presenta contradicciones en cuanto a la hora de realización, puesto que está fechado el 30 de octubre a las 11.30, cuando el acta de levantamiento del cadáver está firmado a las 13.30 del mismo día. El fiscal Guillermo Lega consideró que esta irregularidad «invalida en efecto la veracidad de dicho informe y a criterio de esta instrucción, se encuentra conformado el estado de sospecha por falso testimonio»”, indicaron los abogados de la asamblea.

Franco Casco, albañil oriundo del partido bonaerense de Florencio Varela, fue detenido en octubre de 2014 en Rosario, donde visitaba familiares. Ingresó a la comisaría 7ª (Cafferata al 300) y 22 días después fue encontrado sin vida flotando en la orilla del río.

En mayo pasado, la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario confirmó el procesamiento para 19 de los 30 policías acusados de la desaparición seguida de muerte del joven en 2014.