La hermanita del niño fallecido en Santo Tomé tras haber sido brutalmente golpeado por su madre y su padrastro, presentó un estado convulsivo, lo que complicó su estado de salud. Ayer por la tarde fue operada y tras la intervención quirúrgica su estado de salud sigue siendo muy grave. Se encuentra en Terapia Intensiva, con asistencia respiratoria mecánica. Así lo confirmó el móvil de Aire de Santa Fe desde el Hospital de Niños Dr. Orlando Alassia.

En comunicación con Aire de Santa Fe, el doctor Osvaldo González Carrillo, director del nosocomio, había anticipdo la necesidad de la cirugía: “En las últimas horas se le realizó una tomografía y se vio aumento del hematoma que presenta en su cabeza. Luego de compensarla la idea es ingresarla a cirugía para drenar el hematoma”, había explicado.

Cabe mencionar que desde el viernes 7 de septiembre, la pequeña, de 1 año y dos meses, permanece internada luego de haber sido llevada por su propia madre, tras una brutal golpiza que había sufrido junto a su hermanito. Había sufrido un paro respiratorio por su gravísimo estado de salud.

El propio director del nosocomio capitalino afirmó que los golpes, sobre todo el que presentaba en su cabeza, no eran de ese día, sino que lo había sufrido tiempo atrás.

Mientras tanto, la pequeña continúa al cuidado de personal perteneciente a la Subsecretaría de la Niñez.