La astróloga, próxima a cumplir 90 años, se encuentra en un geriátrico a partir de una denuncia de sus vecinos. Paloma Fort afirmó que viajará a verla

Es una de las astrólogas más reconocidas de nuestro país, no sólo por su don para predecir el futuro sino también por su vínculo de sangre con la familia Fort.

Sin embargo, esta vez Aschira no es noticia por nada relacionado a ello, sino por un triste episodio que sufrió en su casa de Madrid, donde reside actualmente.

Según informó Carlos Monti en Pamela a la Tarde, el ciclo que conduce Pamela David por la pantalla de América, Aschira sufrió un brote psicótico y debió ser internada.

“Éste es un escándalo, Aschira en estos momentos protagonizó un nuevo escándalo, en este caso en Madrid, en su casa, en su residencia. Gritos, desnudo e internación. Brote psicótico de Aschira en España, llamaron a efectivos de seguridad porque no podían sosegarla. A partir de ese momento la tuvieron que internar en un hospital, está junto a una primera hija, atención con esto”, comenzó su relato.

“¿Cómo se encuentra en este momento?”, le preguntó la conductora.

“Está internada en un geriátrico, la internó la otra hija, no Paloma Fort. Paloma Fort recordemos que está radicada en Londres, tiene otra hija de un matrimonio anterior que yo sinceramente desconocía, de nombre Eva. Me cuentan que ese matrimonio fue por encargo, arreglado, y que de esa relación nació esta señora Eva que es quien finalmente la internó”, agregó Monti.

“Hubo una denuncia de unos vecinos que vieron que Aschira estaba en estado psicótico, a los gritos y desnuda en la puerta de su casa. Aschira cumple ahora en diciembre 90 años. Ahora está en este geriátrico acompañada de esta hija, de Eva, y contenida”, profundizó.

“En su casa estaba sola, y acuérdense que Aschira tiene una muy mala relación con Paloma, pésima relación. Esto mandó Paloma Fort, que “fueron alertadas que durante la noche los gritos eran insoportables, y la encontraron en la calle, en la puerta del edificio donde vivía. Dice ‘desnuda y a los gritos’, comentó.

“La semana que viene – dice Paloma Fort – voy a viajar a Madrid para verla, para ver si me permiten verla. Hoy me enteré porque una de las señoras que la cuidaba me contactó. Dice que hace tres años ella fue a verla, la señora que la cuidaba le abrió la puerta, y la agarró del brazo y le cerró la puerta en la cara, esto hablando de la propia Aschira”, relató.

“Repito, tuvo un brote psicótico en la puerta de entrada del edificio de Madrid donde ella está radicada hace tiempo. Aschira está por cumplir 90 años y quien la internó por pedido de los vecinos fue su otra hija, la primera hija, Eva Vigil, que la llevó a un geriátrico por el brote psicótico por el cual está atravesando. Según Paloma Fort, con la que yo hablé varias veces, ella estaba enterada de esto porque una vecina se comunicó con ella y la puso al tanto. Dice que ella preguntó ¿mi madre está bien cuidada? y por eso Paloma va a viajar a verla, a interiorizarse. Se ve que este episodio, este escándalo, no es de ahora, que fueron reiterados”, concluyó.