Los ministros Dietrich y Sica pidieron responsabilidad a los dirigentes sindicales. “El miércoles seguiremos con el diálogo”, fue el mensaje.

El Gobierno salió a criticar el paro general convocado por la CGT y la CTA, pidió responsabilidad a los dirigentes gremiales y señaló que algunos usan la medida de fuerza con fines políticos. “Algunas organizaciones ponen por delante el interés político por encima de la defensa de los trabajadores que representan”, dijo el ministro de Producción Dante Sica. Su par de Transporte, Guillermo Dietrich, endilgó la convocatoria a las internas de la CGT. “Frente a las diferencias terminan parando el país”, indicó.

Por encima de los cuestionamientos, Sica dijo que el miércoles se volverá al diálogo con los gremios. “Este no es el mejor mecanismo para resolver los problemas. Genera una pérdida de producción y una pérdida en muchos trabajadores que no van a tener transporte y que quieren ir a su trabajo”, indicó.