Los procedimientos fueron realizados por la Policía Federal, que incautó equipos con denuncias por robo y otros elementos en infracción a la ley de marcas valuados en 210 mil pesos.

 

El Ministerio de Seguridad de la Nación informó que la Policía Federal allanó en Rosario dos locales de venta y reparación de celulares y procedió al secuestro de equipos con denuncias por robo y otros elementos apócrifos en infracción a la ley de marcas valuados en 210 mil pesos.

Según un comunicado difundido este miércoles por el Ministerio de Seguridad de la Nación, en “El Rey del Celular”, ubicado en Presidente Roca al 400, los agentes federales incautaron dos celulares que figuraban en la base de datos “black list” del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) como robados. Uno de los equipos estaba denunciado en Colombia y otro en Argentina. Allí intervino el Juzgado Federal N° 4 de Marcelo Bailaque.

El operativo en uno de los locales.

Por otra parte, en “Rosario Celulares”, comercio de reparación y venta de teléfonos móviles emplazado sobre Mitre al 1100, se secuestraron 15 celulares de alta gama, 22 parlantes, 12 auriculares y ocho controles de videojuegos, valuados en 210 mil pesos. La propietaria de la tienda fue notificada en la causa por infracción a la ley de marcas.

“Detrás de la comercialización de teléfonos robados se esconden situaciones muy traumáticas y en muchos casos muy violentas, que generan mucha preocupación en los ciudadanos. Vamos a seguir trabajando, día a día, para que puedan sentirse más seguros”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich luego del operativo.