Después de la audiencia en la que Christine Blasey Ford realizó un estremecedor relato sobre el presunto intento de violación perpetrado en 1982 por el hoy magistrado, los senadores decidirán si la candidatura pasa al pleno de la Cámara.

El Comité de Justicia del Senado de Estados Unidos está ante la difícil decisión de votar a favor o en contra de recomendar al pleno de la Cara Alta la nominación del juez Brett Kavanaugh para ocupar una vacante en el Tribunal Supremo. El debate se encuentra atravesado por la denuncia de su presunta víctima de acoso sexual, Christine Blasey Ford, que testificó este jueves ante el Comité.

La reunión comenzó a las 9:30 AM de Washington DC (13.30 GMT). A poco de iniciar, uno de los miembros demócratas del cuerpo pidió citar a declarar a Mark Judge, que, según el testimonio de Ford, estuvo presente durante el asalto de Kavanaugh sobre ella.

El amigo y compañero de clase del hoy magistrado envió ayer una carta al titular del Comité, Chuck Grassley, en la que rechazó las acusaciones. Como la mayoría republicana consideró que esa misiva era suficiente, rechazó la moción propuesta por los demócratas por 11 a 10.

Brett Kavanaugh, en horas decisivas (Reuters)

Brett Kavanaugh, en horas decisivas (Reuters)

Se espera el mismo resultado a favor de la nominación de Kavanaugh hoy a la 1.30 PM de Washington DC (17.30 GMT), cuando está programada la votación en el Comité. Para eso resulta clave el voto del republicano Jeff Flake, que, tras varias semanas de mostrarse dubitativo, confirmó hoy que respaldará al juez.

La división entre demócratas y republicanos se palpa en cada declaración de los miembros del cuerpo. Los primeros sostienen que no es posible que se vote el pliego de Kavanaugh después de la denuncia de Ford, mientras que los otros acusan a sus rivales de utilizar políticamente la acusación, y defienden los antecedentes jurídicos del magistrado.

El senador republicano por Texas John Cornyn dijo que el voto de confirmación en el pleno de la Cámara podría ser el martes que viene. La aprobación definitiva del pliego de Kavanaugh depende de que todos los senadores republicanos voten a su favor o de que reciba algún apoyo demócrata.

Christine Blasey Ford, la denunciante (Reuters)

Christine Blasey Ford, la denunciante (Reuters)

Semanas atrás, la aceptación del candidato del presidente Donald Trump al máximo tribunal parecía garantizada, por la mayoría republicana en el Senado. Sin embargo, varios de los legisladores aún no han revelado su voto después de que tres mujeres acusaran al juez de agresiones sexuales, entre ellas Ford.

La principal denunciante y el magistrado protagonizaron el jueves emotivas declaraciones ante el Comité de Justicia, donde ella detalló la agresión de la que presuntamente fue víctima y él lo negó todo. Algunos de los senadores indecisos mantuvieron luego una reunión en privado tras las exposiciones.

De todos modos, Trump reiteró su apoyo a Kavanaugh.  “Fue poderoso, honesto y fascinante”, afirmó.