El 5 de octubre ha sido declarado por la Unesco como el día mundial de los docentes, en conmemoración de la Recomendación que se firmara entre la Oit y Unesco, en 1966, sobre las condiciones de trabajo de los docentes en el mundo.

Este año coincidirá además con el 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de 1948, en la que se reconoce que la educación es un derecho fundamental, clave y se consagra el derecho a la educación gratuita y obligatoria, mediante un acceso inclusivo y equitativo para todos los niños.

El titular del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop), Pedro Bayúgar, señaló que cada celebración mundial de los docentes la Unesco nos propone una consigna para la reflexión. Este año la propuesta es: “El derecho a la educación implica el derecho a docentes formados”, se eligió para recordar a la comunidad mundial que la formación de los docentes, que contar con docentes calificados, es un requisito indispensable y previo para poder concretar el derecho a la educación de todos los hombres y mujeres del mundo.

En la actualidad, a nivel mundial, existen unos 264.000.000 de niños sin educación, fruto de una falta, de un “déficit” de unos 70.000.000 de docentes.

En la provincia

En la Provincia de Santa Fe el sistema educativo, comprendido por escuelas estatales y privadas, incorpora a la educación a unos 800.000 alumnos, de éstos corresponden unos 550.000 a las escuelas estatales y a las escuelas privadas los 250.000 restantes.

No obstante la importancia y extensión del sistema educativo provincial, que incluye todos los niveles y modalidades, con establecimientos en zonas urbanas y rurales diseminadas en nuestra extensa geografía, aún existen entre nosotros más de 10.000 no escolarizados, que no alcanzan a recibir ese servicio o que no alcanzan a concretar su derecho a la educación, independientemente que unos cuantos miles también se suman a los que abandonan la escolaridad, por diferentes razones.

Bayúgar expresa que “cada año, cuando en el inicio del ciclo escolar, se discuten los montos salariales para los docentes, muchos opinólogos y exigentes ciudadanos hacen hincapié en el derecho a la educación de los alumnos, que indudablemente debe ser respetado, pero olvidan reconocer los derechos de los docentes, que entre sus requerimientos salariales se encuentra, a su exclusivo costo, la posibilidad de capacitarse, de actualizarse y mejorar su formación inicial o de base. Hoy la Unesco nos propone invertir esa supuesta lógica de pensamiento y nos anima a reconocer que la capacitación y formación docentes, son requisitos previos e indispensables para que los alumnos puedan concretar su derecho a la educación”.

Señala también que nuestra Ley de Educación Nacional reconoce a la Educación como un derecho personal y social, porque la formación de una persona la trasciende, incorporando un valor, una mejor calificación, a la sociedad toda. No contemplar los efectos de la formación y calificación profesional de los docentes, hace imposible la educación individual y frustra a la sociedad de beneficiarse con una mayor cantidad de ciudadanos formados.

“No es poco -culmina afirmando el titular de Sadop- lo que este 5 de octubre deberíamos reflexionar. La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su 70 aniversario, y el Derecho a la Educación, que implica y presupone docentes bien formados, como un requisito indispensable para concretar la acción educativa, inclusiva y equitativa para todos los niños del mundo”.

En la actualidad, a nivel mundial, existen unos 264.000.000 de niños sin educación, fruto de una falta, de un “déficit” de unos 70.000.000 de docentes.