A través de un operativo de la Gendarmería, incautó 141 kilos de cocaína ocultos en un falso piso de una camioneta, en la provincia de Salta. La banda que trasladaba la droga quedó detenida.

“Este operativo representa un cargamento de cocaína que no llega a destino, una banda menos y más de 2000 búnkers que no tendrán droga para vender en los barrios”, sostuvo la ministra Bullrich. “El esfuerzo diario y permanente eenos lleva a cumplir con el mandato presidencial de luchar contra el narcotráfico en todas sus formas”, agregó Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

Efectivos de la Gendarmería –institución comandada por Gerardo Otero- a raíz de trabajos de investigación por el posible traslado de un cargamento de cocaína, desplegaron un operativo cerrojo por rutas y caminos alternativos de la zona. En horas de la noche, sobre la Ruta Provincial N° 53, a 4 kilómetros de distancia del ingreso a la ciudad de Embarcación, detuvieron una camioneta ocupada por dos personas que circulaba desde la localidad de Hickmann (Salta).

Durante la inspección del vehículo, los efectivos contaron con la asistencia de Rina, su perro detector de droga. Ésta, al pasar por la unión entre la caja y cabina de la camioneta, alertó a los uniformados. Los gendarmes hallaron, detrás de los asientos, una cavidad que conducía a un falso fondo, donde ocultaban 134 paquetes con estupefaciente.

Ante testigos, los integrantes de Criminalística y Estudios Forenses efectuaron las pruebas de campo “Narcotest”, las cuales dieron resultado positivo para cocaína, con un peso de 141 kilos. El Juzgado Federal y la Fiscalía Federal de Tartagal dispusieron el secuestro del estupefaciente, del vehículo y elementos de interés para la causa, como así también orientaron la detención de los involucrados.