Fue en Rosario y Santo Tomé; asimismo, la Gendarmería incautó mercadería ilegal en Sunchales.

Las fuerzas federales se despliegan a lo largo y a lo ancho de la provincia de Santa Fe para cumplir con una de las principales prioridades que estableció la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich: profundizar la lucha contra el narcotráfico para, así, llevarles tranquilidad a los ciudadanos. En las últimas horas, fueron detenidos cuatro “dealers” en Rosario y Santo Tomé, en tanto que se incautaron dosis de cocaína y marihuana que ya habían sido fraccionadas y estaban listas para su venta al menudeo.

“Todos los días, las 24 horas, estamos trabajando en los barrios para que ningún espacio sea dominado por fuerzas que no sean las del Estado. Vamos a seguir en esta dirección, apoyados en un plan integral que promueve la inteligencia criminal, el despliegue territorial y la cooperación policial con las provincias y los municipios, y que nos ha permitido hasta aquí alcanzar cifras récords de decomisos de estupefacientes en todo el país”, afirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bulrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

Los procedimientos fueron llevados a cabo por distintas unidades de la Gendarmería Nacional, institución que comanda Gerardo Otero. En la ciudad de Rosario, por caso, una patrulla de la fuerza recorría la calle Dean Funes cuando, al 4400, detectó a una mujer que, en actitud sospechosa, intentaba alejarse de la zona luego de observar el control policial.

Tras una breve persecución, la “dealer” fue aprehendida escasos metros más adelante. Los gendarmes rastrillaron el lugar y hallaron 15 bolsas de nylon transparente con clorhidrato de cocaína –que arrojaron un peso total de 5,4 gramos- y 69 gramos de marihuana distribuidos en 35 pequeños envoltorios. La droga fue decomisada a instancias de la justicia federal, que ordenó la detención de la involucrada.

Una situación similar ocurrió sobre boulevard Seguí al 5600. Allí los uniformados dieron la voz de alto a un hombre para efectuar un análisis documentológico. La requisa comprobó que, entre sus pertenencias, tenía 16 dosis de cocaína (11,6 gramos). También se secuestró dinero en efectivo que habría sido fruto del narcomenudeo.

Por otra parte, la Gendarmería aprehendió a otros dos narcos en la ciudad de Santo Tomé. En primer término, los funcionarios frenaron la marcha de un hombre que caminaba por la vía pública y había cambiado su dirección luego de observar el dispositivo de seguridad que se había emplazado sobre la avenida 7 de marzo. Se lo interceptó en la intersección con la calle Iriondo y se verificó que escondía dos bolsas con 36 gramos de marihuana.

El otro detenido cayó en el anfiteatro Costanera, ubicado entre San Martín y Gómez Cello. Fue aprehendido por los gendarmes tras exhibir cuatro envoltorios de marihuana (9,1 gramos) que llevaba en sus bolsillos. En ambos casos intervino el Juzgado Federal N° 2 de Francisco Miño, a través del secretario penal Hernán Tripicchio.

Sunchales: incautamos un cargamento ilegal de mercadería

En Sunchales, la Gendarmería dispuso un control vehicular sobre la Ruta Nacional 34 para prevenir los delitos complejos. A la altura del kilómetro 260, se ordenó a los conductores de dos camionetas Renault Kangoo que detuvieran su marcha. Ambos aseguraron que habían partido desde la provincia de Salta y que se dirigían hacia la Ciudad de Buenos Aires.

Los gendarmes detectaron varios bultos de grandes dimensiones en el interior de los rodados. Se trataba de mercadería de origen extranjero, la mayoría calzado, sin ningún tipo de aval aduanero que justificara su ingreso a la Argentina.

Frente a ello, los uniformados pusieron en marcha el protocolo de actuación y secuestraron los bienes para dejarlos a disposición de la delegación Rafaela de la Aduana. Las pruebas de rigor arrojaron que la mercadería estaba valuada en más de 686 mil pesos.