Lo solicitó el Concejo. Es para evitar que les sigan robando a los pibes y desmantelando el predio del tradicional club, en Sorrento al 1400.

 

Los directivos del Club Argentino de Rosario acudieron ayer a la comisión de Seguridad del Concejo Municipal para explicarles a los ediles la dramática situación que vive el polideportivo de Sorrento al 1400, acosado por una ola de robos. Tras escuchar los reclamos, los concejales acordaron exigirle al Ministerio de Seguridad que destine un patrullero en la puerta de la institución. Además, le solicitaron al Ejecutivo municipal que informe si se llevó a cabo integralmente un convenio firmado con el Salaíto para la realización de obras en el lugar.

Ante el presidente de la comisión, Gabriel Chumpitaz, y los ediles María Eugenia Schmuck, Roy López Molina, María Fernanda Gigliani, Pedro Salinas y Eduardo Trasante, los dirigentes salaítos brindaron un detallado panorama de lo que se sufren como consecuencia de los reiterados robos en el lugar, tal como LaCapital dio cuenta en su edición de ayer.

“El Club Argentino de Rosario tiene un fuerte compromiso social y con mucho esfuerzo da contención a cientos de chicos y chicas de sectores vulnerables que juegan al fútbol allí. Están atravesando una situación crítica en materia de seguridad, por lo que el Estado debe hacer todo lo que esté a su alcance para resolver esta situación”, destacó Schmuck.

En la reunión se asumieron compromisos para agilizar el convenio firmado entre la Municipalidad y el club en 2015, conocer lo ejecutado y lo que resta realizar, los plazos previstos, brindar seguridad durante el plazo de la obra y que se apliquen medidas concretas para acompañar a la institución en este proceso.

Involucrarse

En el mismo sentido que Schmuck se pronunció Chumpitaz. “Estamos viviendo tiempos muy difíciles, el involucramiento de la Municipalidad en términos de seguridad es fundamental y no veo decisión política para afrontar el mayor problema que tenemos los rosarinos”, consideró el concejal macrista.

En ese orden, remarcó que “entre los reclamos que plantean los directivos del club figura el incumplimiento del municipio del convenio que tienen firmado por obras, que no pueden avanzar porque siempre les terminan robando algo”.

Tras más de una hora de exposición por parte de las autoridades de Argentino de Rosario, desde la comisión de Seguridad se acordó presentarán un proyecto con la solicitud del patrullero, y un pedido de cumplimiento del convenio.

En el mismo, el municipio se compromete a reconstruir el muro perimetral del club, hacer tres canchas, banco de suplentes, iluminación, vestuarios, un pórtico de ingreso y plantar 2.000 árboles, entre otros requerimientos.

Los directivos de la entidad le habían contado a este diario sus padecimientos. “Nos robaron las puertas de los vestuarios y unos pibes fueron robados cuando se estaban cambiando. Corre peligro la continuidad del club, porque si no se actúa van a usurpar el predio por completo. Ya pusieron unos caballos y hasta desarmaron un auto”, había señalado el vocal titular del club, Damián Barreiro.

Es más, había puntualizado que “cada técnico de las divisiones infantiles y juveniles va y viene con las pelotas de fútbol de práctica, al igual que la mercadería del buffet. Y cada tarde se ponen y luego retiran las lamparitas para que no se las roben y quedar a oscuras”.