La concejala de la capital provincial Marcela Aeberhard pidió al intendente José Corral que el partido entre Newell´s y Central no se juegue en esa ciudad. “No veo ningún beneficio para los santafesinos”, sostuvo y cuestionó: “¿Qué va a pasar con la seguridad en el resto de la ciudad?”

La posibilidad de que el clásico rosarino se dispute en la ciudad de Santa Fe ya generó resistencia. La voz cantante es la de la concejala Marcela Aeberhard, quien presentó un proyecto por el que le pide al intendente José Corral que no permita que el encuentro tenga lugar allí. De acuerdo a lo que explicó, la seguridad no está garantizada y teme que se registren peleas, desmanes y destrozos. También consideró que si se focaliza la prevención en el partido, el resto de los barrios quedarán expuestos.

En diálogo con Radio 2, la edila del Partido Justicialista, confirmó que elevó un proyecto en el Concejo de Santa Fe en el que le solicita a Corral que intervenga para impedir que el partido entre Newell´s y Central en el marco de la Copa Argentina no se concrete en el estadio de Colón. “Claramente es por un tema de seguridad, se pueden registrar hechos de violencia con esta rivalidad, no le encuentro beneficio para la ciudad”, señaló.

Aeberhard consideró que se pueden suceder enfrentamientos en la autopista Rosario-Santa Fe y que se pueden registrar hechos de vandalismo, incluso mencionó la suciedad como consecuencia. “Que se juegue en Rosario también implica una gestión distinta para el hincha rosarino”, agregó.

En otro tramo, sostuvo: “Represento al vecino de Santa Fe y nos preocupa qué pasa con la seguridad del resto de la ciudad, se hará foco sólo en el estadio de Colón y esa zona aledaña. Estamos hablando de 10 horas ¿y mientras tanto? Hay preocupación de que vengan dos clubes rivales, ¿Hay un operativo de seguridad para el resto de la ciudad o le desatendemos?”, se preguntó.

La edila apuntó a Corral: “Queremos saber en qué lugar se pone el intendente. ¿Va a defender a Santa Fe?”, cuestinó y añadió en este sentido: “Estamos hablandone de 8 mil hinchas de cada club, nadie nos puede asegurar de que no haya efectos colaterales para la ciudad, nadie nos puede garantizar que no haya destrozos”, planteó.