La artista, que en 2018 recibió un trasplante de riñón, estaba “nerviosa” y “deprimida” por un alarmante bajo nivel de glóbulos blancos en la sangre. Enterate todos los detalles.

La cantante y actriz Selena Gómez fue ingresada en un centro psiquiátrico de Estados Unidos tras sufrir la semana pasada una “crisis emocional”.

Fuentes cercanas informaron a TMZ que Gómez, de 26 años, tuvo un primer ingreso hospitalario la última semana de septiembre ya que estaba “nerviosa” y “deprimida” por un “alarmante bajo” nivel de glóbulos blancos en la sangre.

Recordemos que la cantante, actriz y exestrella de Disney, reveló que se sometió el año pasado a un trasplante de riñón a causa de un lupus. El bajo nivel de glóbulo blancos puede ser considerado como uno de los efectos secundarios que sufren quienes han recibido un trasplante de riñón, explicó People.

Gómez recibió el alta tras unos días en el hospital Cedars-Sinai Medical Center de Los Ángeles (California), pero a finales de la semana pasada volvió a ingresar ya que su bajo nivel de glóbulos blancos persistía, lo que derivó en un “espiral emocional negativo”.

Durante este segundo ingreso, según TMZ, la cantante sufrió una “crisis nerviosa” después de que los médicos no la dejaran irse, trató de arrancarse las vías intravenosas del brazo y finalmente derivó en una “crisis emocional”.

En estos momentos, Selena está ingresada en un psiquiátrico de la costa este de los EE. UU. recibiendo terapia dialéctica de comportamiento, un tratamiento al que ya se sometió en el pasado y que sirve para diversos transtornos.

Esta noticia llega después de que la artista tomara la decisión de darse un respiro en las redes sociales, otra vez. “Aunque estoy agradecida por el altavoz que suponen las redes para cada uno, estoy igualmente agradecida de poder dar un paso atrás y vivir mi vida (…) Recuerden que los comentarios negativos pueden herir los sentimientos de cualquiera”, escribió Selena el 24 de septiembre.

En 2014, Gómez estuvo dos semanas en rehabilitación por abuso de alcohol, marihuana y fármacos tras su ruptura con Justin Bieber.

En octubre de 2015, la estrella pop contó que padecía lupus, enfermedad que afecta el sistema inmunológico, y que debió realizar quimioterapia, motivo que la alejó de la vida pública durante un tiempo. En agosto de 2016, volvió a tomarse una pausa por la misma causa.

En 2018, la artista reveló en 2018 que fue sometida a un trasplante de riñón por complicaciones que presentó la enfermedad que sufre. A través de imágenes, Selena también contó que la donante fue su mejor amiga, Francia Raisa.