Dos adolescentes del colegio mostraron mensajes e imágenes enviados por el docente. Lo hicieron en el Ministerio de Educación.

Las dos estudiantes de tercer año del colegio La Salle ratificaron ayer las denuncias por acoso contra un catequista de la institución y mostraron las capturas de pantalla de los mensajes y fotos que, en ese sentido, recibieron por parte del acusado. Lo hicieron en el Ministerio de Educación, acompañadas por sus padres, donde no descartan trasladar todo el material recabado a la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes y, en su caso, al Ministerio Público de la Acusación (MPA).

“Estamos ante una situación de un docente que excedió, pero me pone contento la actitud de las adolescentes que manifestaron lo ocurrido sin vergüenza. Además, hay que destacar el acompañamiento de las familias de las chicas y la documentación presentada por la escuela”, dijo ayer el supervisor general del Servicio de Enseñanza Privada de la provincia, Fernando Acosta.

 

Como en el acta

Una de las jóvenes concurrió con su padre y la restante con la mamá. En sus testimonios, recibidos por el propio Acosta, ambas se alinearon con los datos vertidos oficialmente a través del acta previa que envió la institución a esa cartera. “Pudimos corroborar todos los mensajes y las fotos descriptos oportunamente”, indicó el funcionario.

LaCapital pudo saber, en tanto, que las chicas no se manifestaron nerviosas, sino contundentes en su relato y respondieron a todas las consultas, según el protocolo que se había diagramado.

Las situaciones de acoso habrían ocurrido entre 24 y 25 de septiembre, por lo tanto siguen muy presentes en la memoria de las afectadas.

La acusación de las estudiantes apunta al docente del colegio de calle Alem y Mendoza por haberles enviado repetidos mensajes y fotos inapropiadas a través de la red de mensajería WhatsApp.

 

La semana próxima

Ahora, la investigación ministerial continuará. El miércoles y viernes de la semana próxima serán citados más integrantes de la comunidad escolar. De hecho, ayer surgieron nuevos nombres de alumnas del mismo tercer año mencionadas por las chicas que prestaron testimonio.

Estas nuevas adolescentes “habrían, sufrido situaciones similares”, dijo Acosta antes de señalar que serán convocadas.

La intención de la cartera educativa provincial, a través del área de Enseñanza Privada, es seguir compilando toda la información posible para “armar un expediente con la mayor cantidad de detalles posible y una conclusión final”, destacó el funcionario.

Por otro lado, no descartó realizar una presentación ante la Defensoría de Niñez o denunciar el caso ante un fiscal del MPA, que tampoco ha iniciado un expediente de oficio. Y, con respecto al material probatorio evidenciado ante la sede ministerial, Acosta subrayó que “será decisión de los padres” que quede en poder de Educación.