El presidente de Venezuela reafirmó que su par del país vecino organizó el envío de drones con explosivos a un acto militar en Caracas. Qué dijo sobre Macri.

Dos meses después de que un drone con explosivos sobrevolara el escenario donde dio un discurso, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reafirmó el jueves que Bogotá intentó matarlo por orden de Washington.

“Desde la Casa Blanca se ha dado la tarea a Bogotá de matar a Maduro, por eso me califican de dictador, porque contra una dictadura se vale todo, pero no nos van a detener con amenazas o golpes”, insistió en un encuentro con trabajadores en Caracas.

El presidente de Venezuela, sin embargo, exigió que ante un nuevo intento de “zarpazo”, como consideró lo ocurrido el 4 de agosto, los trabajadores deberán “activar una huelga general por tiempo indefinido y devolver un contragolpe más poderoso”.

“Nosotros tenemos claro que se ha dado la orden desde la Casa Blanca de matar a Maduro. Ni un pelo me van a tocar porque a mí me protege Dios y el pueblo”, aseguró en un mensaje emitido por televisión y radio en el que habló en tercera persona.

Maduro tampoco se olvidó de Mauricio Macri al momento de repartir críticas hacia los jefes de Estado que no apoyan su gobierno. “Ahí está Argentina, destrozada por un gobierno criminal como el de Mauricio Macri, que ha entregado la soberanía económica al imperialismo, que ha ido a ponerle las manos a nuestra amada Argentina de Juan Domingo Perón y Néstor Kirchner. Qué dolor es ver a Argentina retrocediendo 20, 30 o 40 años por culpa del neoliberalismo. ¿Eso es lo que ustedes quieren para Venezuela?”, interpeló.

El presidente de Venezuela, en cambio, no dijo una palabra sobre la muerte de Fernando Albán, concejal opositor a su gobierno, sucedida el lunes en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).