El Presidente detalló los cambios en los créditos hipotecarios, el plan Procrear y la ley de Alquileres. “Gobernar es dar previsibilidad”, afirmó.

Con el objetivo de volver a seducir a la clase media, el presidente Mauricio Macri anunció una serie de iniciativas que buscan facilitar el acceso a la vivienda.

Con un discurso en la Quinta de Olivos, donde se dieron cita la mayoría de los integrantes del Gabinete y legisladores del oficialismo, el jefe de Estado confirmó que habrá topes en las cuotas que pagan los tomadores de créditos UVA.

“Las cuotas no van a superar en más de diez puntos la diferencia entre la inflación y el coeficiente de variación salarial”, se informó oficialmente.

Esta medida busca desterrar una preocupación de quienes prestamos hipotecarios que se indexan ante la inflación y que habían emprendido el desafío de adquirir una propiedad en otro contexto con una inflación más moderada.

“Muchos empezaron a temer que se disparen las cuotas y el crédito se torne impagable, por eso hemos puesto un tope a los aumentos para darle previsibilidad”, argumentó el jefe de Estado.