Se emitió hoy una resolución en el Boletín Oficial para dejar sin efecto el incremento compensatorio

El Gobierno concretó en los papeles la decisión de dar marcha atrás con el aumento del gas para compensar a las empresas por la devaluación y hoy publicó en el Boletín Oficial una resolución que deroga por completo la medida que generó un fuerte malestar social y un rechazo de la oposición.

Según confirmaron fuentes calificadas de la Casa Rosada, la Secretaría de Energía a cargo de Javier Iguacel firmó la resolución por la que deroga la decisión de que las distribuidoras de gas puedan cobrar un importe extra en 24 cuotas mensuales para compensar el impacto de “la marcada variación del tipo de cambio”.

Las mismas fuentes oficiales remarcaron que la medida fue revisada por la Secretaría Legal y Técnica con el aval del presidente Mauricio Macri y fue publicada hoy en el Boletín Oficial para dejar sin efecto una decisión del Gobierno que desató un fuerte rechazo de la oposición y del mismo sector oficialista de Cambiemos.

“Todo vuelve a foja cero y se empezará a negociar ahora el nuevo plan de compensación con las empresas que absorberá el Estado para no incumplir los contratos y la ley vigente”, dijo a Infobae un funcionario allegado a Macri.

De esta manera, el Estado busca evitar enfrentar un juicio millonario de las empresas, una nueva ola de cuestionamientos sociales por el aumento de tarifas y empezará ahora una ardua negociación con las companías de gas para fijar un plan de pagos que deje conforme a los empresarios por las pérdidas por la devaluación.

Tal como lo anunciaron la semana pasada tanto Iguacel como el ministro del Interior Rogelio Frigerio, el Gobierno dio marcha atrás con la decisión de dar un aumento en 24 cuotas. Pero ahora se abre la negociación de la Casa Rosada con las empresas para establecer un plan de pagos que sería en 30 cuotas a pagar desde octubre del año que viene. Este aumento tarifario lo absorverá el Estado y se aplicará desde fines del año que viene o el 2020.

Las compañías de energía entendieron la situación y escucharon al Gobierno en este nuevo planteo, pero aun no dieron el visto bueno definitivo para avalar el programa de compensación que fijó Macri para el 2020.
La decisión de la Casa Rosada de aumentar las tarifas por la devaluación incluso dio lugar a un reclamo judicial de parte del fiscal Guillermo Marijuan, que denunció penalmente a Iguacel.

La medida del gobierno nacional generó la reacción de la oposición y de asociaciones de consumidores, que ya plantearon reclamos judiciales. Al ser consultado sobre el tema, Iguacel había dicho que quienes se quejaban por los aumentos son “militantes kirchneristas”, algo que después tuvo que aclarar. Sin embargo, los reproches surgieron también desde otros espacios políticos que evaluaron vetar el ajuste con una sesión especial en la Cámara de Diputados.

Para frenar esta embestida, Macri tuvo que dar marcha atrás con la medida y con la resolución que se publicó en el Boletín Oficial se deja sin efecto la medida, pero se pone en claro que el Gobierno respetará los contratos vigentes para dar confianza a los mercados y mostrar previsibilidad a los inversores extranjeros.