Se trata de un joven de 19 años cuyas iniciales son NM. Estaba prófugo y aún no había sido imputado. La fiscal que investiga los hechos es María Lucila Nuzzo.

Un joven de 19 años cuyas iniciales son NM quedó en prisión preventiva en el marco de una investigación que encabeza la fiscal María Lucila Nuzzo por delitos cometidos por la denominada Banda de los Tatuadores. Así lo dispuso el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Eduardo Pocoví, a raíz del pedido formulado por la fiscal en una audiencia de medidas cautelares celebrada en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

NM es investigado por la fiscal como coautor de los delitos de asociación ilícita en calidad de miembro y robo calificado (con arma cuya aptitud para el disparo no hay podido ser acreditada) agravado (por ser en poblado y en banda) reiterado en cuatro oportunidades. También se le atribuyó la autoría del delito de coacción.

Otros integrantes

Los líderes de la denominada Banda de los Tatuadores también están en prisión preventiva. Se trata de MAC de 33 años y CAC de 22.

MAC y CAC son investigados por Nuzzo como coautores del delito de asociación ilícita en calidad de jefes. Además, la fiscal les imputó la autoría de cuatro robos calificados (por el empleo de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada y por ser en poblado y en banda) Por su parte, MAC también fue imputado como autor del delito de tenencia indebida de arma de fuego de uso civil (apta para disparo).

También está en prisión preventiva otro hombre cuyas iniciales son EAP. La fiscal lo investiga como autor del delito de asociación ilícita en calidad de miembro. Además, le atribuyó ser partícipe principal en un robo calificado (por el empleo de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada y por ser en poblado y en banda).

Otro hombre cuyas iniciales son JP integraba la asociación ilícita y está prófugo.

Banda

Nuzzo detalló que “la banda fue denominada de Los Tatuadores porque al menos tres de ellos se dedican a hacer tatuajes en un local ubicado en Estanislao Zeballos al 4.500”. En tal sentido, agregó que “la asociación ilícita está operando desde, al menos, mayo de este año y fue organizada para ingresar violentamente y con armas de fuego a distintas viviendas y comercios de la ciudad. Previamente, realizaban inteligencia en relación a las víctimas y a sus bienes”.

La fiscal del MPA dijo que “la banda utilizaba un automóvil Peugeot 206 de color blanco y un Ford Escort de color rojo para trasladar lo que sustraían y ocultarlo en dos viviendas (ubicadas en calle Pasaje 9.250 al 8.700 y en la avenida Peñaloza al 7.800, respectivamente) y en el local en el que se realizaban los tatuajes”. Nuzzo también explicó que “luego, los mismos integrantes de la banda los vendían en las redes sociales o los ofrecían para que terceras personas los revendan”.

 

Los robos

Los cuatro delitos contra la propiedad que investiga la fiscal Nuzzo fueron cometidos entre el martes 24 de julio y el sábado 11 de agosto.

“El primero de los hechos fue cometido en una casa ubicada en calle Maipú al 1.200 en la que vive una mujer de más de 70 años. Del lugar se llevaron 4 mil pesos en efectivo y gran cantidad de anillos y cadenas de oro”, precisó la fiscal. “Además, de la planta alta del inmueble –en la que vive un familiar de la mujer–, sustrajeron 14 mil pesos y 300 dólares en efectivo; dos rifles de aire comprimido y un pistolón calibre 14”, añadió.

Nuzzo indicó que “el segundo hecho fue cometido el miércoles 25 de julio en una vivienda ubicada en Pasaje Marzengo al .5300. En la casa estaba la propietaria –y su hija menor de edad–, a quien le sustrajeron 30 mil pesos en efectivo; gran cantidad de joyas de oro y de plata; dos notebooks; una tablet; una máquina de fotos; un proyector; un maletín profesional de maquillaje; y diversas prendas”.

“El tercero de los ilícitos fue cometido el en horas de la siesta del sábado 4 de agosto en una vivienda ubicada en calle Crespo al 2.800, en el que vive una mujer de 96 años. De esta casa sustrajeron 50 mil pesos en efectivo y el celular de una persona que estaba cuidando a la anciana”, relató.

La fiscal del MPA también brindó detalles del último de los ilícitos que cometió la banda. “Fue el sábado 11 de agosto en un local de venta de videojuegos ubicado en calle Necochea al 3.700. Del lugar se llevaron cinco consolas Play Station 4; 70 videojuegos; 11 joysticks y dos auriculares”, enumeró Nuzzo. “Además de usar armas de fuego como en los casos anteriores, en esta oportunidad también tenían una picana de mano con la que amenazaron a quienes estaban en el local”, concluyó.