Así lo confirmó el intendente de Santa Fe, José Corral, tras participar de una reunión con el ministro Guillermo Dietrich, funcionarios de Hacienda y legisladores nacionales. La medida permitirá asistir a las ciudades para subsidiar el transporte urbano de pasajeros en aquellas provincias donde se presenten efectivamente desequilibrios pese a los nuevos recursos con que contarán a partir del Pacto Fiscal. 

El intendente de la ciudad de Santa Fe, José Corral, confirmó la creación de un fondo nacional que administrará el Ministerio de Transporte, para compensar los subsidios al boleto de colectivo, y que servirá para cubrir eventuales desequilibrios financieros en los distritos donde efectivamente se verifiquen, a pesar de los nuevos recursos con que contarán a partir del nuevo Pacto Fiscal. “Participamos de una reunión en el Congreso, junto a legisladores y funcionarios nacionales, y logramos una idea que veníamos trabajando, que consiste en la creación de un fondo para el Transporte Urbano de Pasajeros, que compense los desequilibrios que pudieran producirse por esta decisión de compartir los subsidios con las Provincias”, detalló el intendente santafesino, que participó del encuentro junto a su par de Córdoba, Ramón Mestre. La reunión contó con la participación del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; el viceministro del Interior, Sebastián García de Luca; el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena; el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el presidente del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, entre otros legisladores.

En concreto, con el nuevo Pacto Fiscal, las Provincias recibirán nuevos y más recursos, pero como contrapartida, deberán subsidiar el transporte urbano de pasajeros. En aquellos casos en los que se compruebe que efectivamente la situación provoca un desequilibrio, se utilizaría el fondo del Ministerio de Transporte de la Nación, que estará conformado por unos 5 mil millones de pesos.

Importancia

En declaraciones a la prensa, José Corral explicó que “en el nuevo Pacto Fiscal -que esperamos que firme la Provincia de Santa Fe, porque le permitirá contar con más recursos-, se posterga la reducción de algunos impuestos, como el caso del Impuesto al Cheque, o los impuestos de sellos; y además se crean algunos tributos nuevos, como Bienes Personales, para aquellos patrimonios que poseen más bienes de valor. Eso permite ingresos adicionales a las provincias que adhieran, a las que paralelamente se le comparten también algunos gastos: la tarifa social de energía; el fondo federal solidario y los subsidios al Transporte”.

El Intendente santafesino destacó que “seguramente, una vez que se sancione el Presupuesto, comenzará un diálogo entre los gobiernos provinciales y las ciudades que tenemos Transporte Urbano, para ver cómo se concretan estos aportes de los gobiernos provinciales. Lo importante es que vamos a contar también con un fondo nacional que permitirá eventualmente, si la Provincia tuviera efectivamente desfasajes presupuestarios -a pesar de estos nuevos ingresos que se le suman-, poder afrontar las ciudades los compromisos de los subsidios, que son importantes para contener el precio del boleto”.
Fue allí cuando resaltó que “es un momento de dificultades, donde todos tenemos que hacer nuestro aporte y debemos bregar por un sistema de transporte público eficiente y con tarifas razonables, en el marco de un país y una economía estables que resuelvan sus problemas estructurales como lo es el déficit fiscal”.

En esa línea, argumentó que “los subsidios al Transporte Urbano, bien administrados y con austeridad, son virtuosos porque ayudan a los que tienen más difiultades a poder movilizarse en la ciudad”, y recordó que “además el transporte urbano es un beneficio para el ambiente, para aprovechar mejor el espacio, para evitar accidentes y para garantizar el acceso a la educación, a la salud, a la movilidad en general de todas las personas en la ciudad”.

Finalmente, sostuvo que “todos debemos tener nuestro compromiso puesto en abordar estos problemas que tenemos los argentinos con sensatez y racionalidad”.