En la grabación, la jueza fue sorprendida por un hombre que “perdió los cabales” y se negaba a soltarla.

Ana María Polo sigue dando que hablar con su ciclo Caso Cerrado, donde se dedica a resolver conflictos de todo tipo. Y no todo llega a buen puerto. En una de las últimas grabaciones, vivió un momento muy incómodo al ser tomada de rehén por un participante.

“Tuvimos una situación que se nos fue de las manos. El litigante, el demandante de hecho, perdió los cabales y me tomó de rehén ahí”, explicó la jueza en diálogo con Telemundo.

Todo ocurrió cuando ella se encontraba de espaldas recreando una situación ante algunos policías. El hombre, vestido con remera roja, la agarró de sorpresa y la apartó por varios minutos.

“Fue todo muy difícil. Algo pasó. Este es el mundo en el que vivimos. Le puede pasar a cualquiera. Quiero que la gente sepa que uno es de carne y hueso, que uno es vulnerable”, agregó.

Hace algunos años, la doctora sorprendió a los televidentes mostrando su pecho reconstruido por el cáncer de mama. Después del relato de una participante, miró fijo a cámara y se abrió la blusa para dejar al descubierto la cicatriz que le quedó por la operación.

Los presentes en el estudio se conmovieron y la aplaudieron por su valentía, ya que no es habitual que una figura de la TV internacional tenga ese comportamiento.