La gente se encontraba reunida cerca de las vías en el marco del Dussehra, uno de los festivales hindúes más importantes del país asiático.

 

Al menos 50 personas habrían fallecido después de que un tren atropellara a una multitud en la localidad de Amritsar, al norte de la India, en lo que se cree ha sido un acto deliberado, informan medios locales.

Según los primeros informes de la Policía, podría haber otra cincuentena de personas podrían estar heridas a consecuencia del suceso, pues se calcula que había alrededor de 300 personas en el lugar.

La gente se encontraba reunida cerca de las vías quemando la efigie de la diosa Ravana en el marco del Dussehra, uno de los festivales hindúes más importantes del país asiático. El ferrocarril provenía de Jalandhar con dirección a Amritsar, donde ocurrió el siniestro.

El primer ministro indio, Narendra Modi, ha expresado sus condolencias por la tragedia a través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.