Los estudios realizados en el cuerpo de la niña, de 10 años, indicaron que habría sido asesinada el mismo día que desapareció.

Sheila Ayala, la nena de 10 años que estaba desaparecida desde el domingo último en el partido bonaerense de San Miguel, fue encontrada muerta este jueves por la tarde dentro de una bolsa de basura en una medianera lindera al predio en el que vive el padre.

Las primeras pericias realizadas sobre el cuerpo arrojaron que la data de muerte era entre tres y cinco días antes del hallazgo, por lo que se sospecha que fue asesinada el mismo día que desapareció.

Los investigadores determinaron que la nena fue ahorcada.“Presenta estrangulamiento con una sábana blanca con dibujos infantiles”, señalaron. Investigan si fue víctima de un ataque sexual.

También confirmaron que el cadáver estaba desnudo y que dentro de la bolsa en la que la encontraron había prendas idénticas a las que llevaba el día que desapareció: una remera fucsia, una bombacha blanca y una sandalia marrón.

Tras conocerse la noticia, vecinos de la niña comenzaron a tirar piedras contra los efectivos policiales que trabajaban en el lugar por lo que la Policía comenzó a disparar balas de goma para dispersarlos.

Los vecinos reaccionaron con vehemencia al confirmarse el hallazgo y cuestionaron tanto a la policía -por entender que demoró varios días en revisar el predio- como a la familia de la menor, ya que existiría responsabilidad de algún miembro de ella en el caso.

La violenta reacción vecinal derivó en la llegada de efectivos antidisturbios de la Guardia de Infantería, que tomaron posiciones para custodiar el perímetro del predio.

Esta jueves, más de 150 policías, de distintas reparticiones, que incluyen a perros de rastreo y buzos tácticos, con intervención de las jefaturas distritales de San Miguel, Malvinas Argentinas, José C. Paz y Pilar buscaron a la niña en el predio usurpado.