Arabia Saudita confirmó la muerte del desaparecido periodista y columnista saudita Jamal Khashoggi en un anuncio en la televisión estatal saudí.

En el boletín de noticias de la televisión estatal se anunció que los saudíes establecieron una comisión que investigará la muerte de Khashoggi y tendrán un mes para publicar un informe. La comisión estará integrada por funcionarios de seguridad nacional, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio del Interior.

Según la televisión estatal, las discusiones entre Khashoggi y los que se reunieron con él al llegar al consulado en Estambul propiciaron una disputa y un altercado físico que lo llevó a su muerte.

La Agencia de Prensa Saudita dijo que 18 ciudadanos sauditas han sido detenidos para ser investigado y el coronel Ahmed al-Assiri fue separado de su cargo como subdirector de inteligencia saudí.

En el anuncio, los saudíes expresaron su profundo pesar por la muerte de Jamal Khashoggi. “El Reino de Arabia Saudita lamenta profundamente los acontecimientos dolorosos que han tenido lugar en este caso y afirma el compromiso de las autoridades en el Reino de llevar los hechos a la atención del público y de responsabilizar a todos los involucrados”. Arabia buscará justicia remitiendo a los responsables a los tribunales competentes en el Reino de Arabia Saudita.