Familiares, amigos y vecinos de la nena asesinada se acercaron para darle un último adiós. La autopsia reveló que la pequeña murió fue estrangulada a poco de su desaparición.

 

El cortejo fúnebre con los restos de Sheila Ayala, la nena de 10 años asesinada en San Miguel, llegó este sábado cerca de las 10 al cementerio de esa localidad. Hasta el lugar se acercaron familiares, amigos y vecinos de la nena fallecida, para darle un último adiós. En el cementerio, efectivos de la Policía Bonaerense montaron un operativo preventivo de seguridad, según consignó la agencia Noticias Argentinas.

El informe preliminar de la autopsia reveló que la niña que estuvo desaparecida desde el último domingo en el partido bonaerense de San Miguel, fue estrangulada con el efecto de lazo, los forenses verificaron en su cuello una marca de unos tres centímetros que podría sustentar la primera hipótesis de que se usó una sábana para matarla y en principio no se detectaron en su cuerpo signos de violación. Este último dato, sin embargo, no descarta el tema de un posible abuso, porque los médicos precisaron que el tiempo transcurrido podía disimular tan situación, lo que recién podrá descartarse cuando se completen todos los estudios que están en marcha.

Hasta el momento, los investigadores trabajaban con la sospecha que el tío de víctima que se encuentra detenido, Fabián Ezequiel González Rojas, de 24 años, y de nacionalidad paraguaya, habría querido abusar de la menor, pero ella se resistió, y de tal situación el hombre habría terminado estrangulándola con una de las sábanas.

Por otra parte, la pareja del hombre y tía de la menor, también imputada, dio a luz a un varón en el Hospital Maternidad Eva Perón de Malvinas Argentinas. La mujer de 25 años ya es madre de otros tres hijos y el bebé recién nacido se convierte en el cuarto.

El caso. Sheila desapareció el domingo, cuando fue vista por última vez en el predio de San Miguel donde vivía con su padre. Tras cuatro días de búsqueda y acusaciones cruzadas entre los padres, el jueves en una inspección casa por casa que hicieron los investigadores en el barrio, la Policía halló el cadáver dentro de una bolsa, en un sector donde se arroja basura entre dos paredones.

Por el crimen fueron detenidos los tíos de la menor, quienes ante la Policía manifestaron: “Tomamos drogas y alcohol y no sabemos qué pasó”:

El sitio donde encontraron los restos de Sheila es lindante a la construcción donde viven los imputados, en cuyo domicilio se hallaron una muñeca, bolsas, cintas y sobre un colchón se detectó la presencia de moscas, por lo que una de las hipótesis es que pudo haber sido asesinada en ese departamento y luego arrojada desde seis metros de altura al hueco donde apareció la bolsa con el cuerpo.