En un año con fuertes ajustes en tarifas de servicios públicos y una inflación anual superior al 40%, las medicinas prepagas asignarán una nueva suba en el mes de diciembre.

 

El Gobierno está evaluando autorizar un aumento del 8,5%, que se aplicaría a partir de diciembre próximo. Esto elevaría el incremento anual en ese rubro al 35%.

El último ajuste rige desde el 1° de octubre, cuando la Superintendencia de Seguros de Salud dio vía libre a una suba del 8% en las cuotas de los distintos planes, según la resolución 1780/2018 del Ministerio de Salud, publicada a fines de agosto en el Boletín Oficial.

Ese 8% se sumó a las alzas de febrero (4%), junio (7,5%) y agosto (7,5%), por lo que hasta ahora las cuotas de la medicina prepaga crecieron un 27% respecto de diciembre del año anterior.

Si se toman en cuenta los últimos 12 meses, el ajuste en las cuotas supera el 38%, muy cerca de la evolución del costo de vida en ese período que llega al 40,5%, según la última medición del INDEC de septiembre último.

Asimismo, las empresas están reclamando al Gobierno una suba adicional del 20%, fundamentando el pedido en el aumento de la estructura de costos, como consecuencia de la megadevaluación que se inició con la corrida cambiaria de abril.

El aumento del dólar impacta sobre el costo de los medicamentos y de los insumos médicos traídos del exterior, argumentan las empresas.