Así lo ratificó el delegado Ariel Fabre. Los hechos de inseguridad en la parada de los micros son constantes.

Mientras el móvil de Aire de Santa Fe se disponía a entrevistar al delegado, la inseguridad quedó confirmada: a pocos metros, un hombre mayor murió apedreado.

“Son las cosas que estamos acostumbrados a ver”, señaló Ariel Fabre. El chofer reiteró que por las condiciones de inseguridad en barrio Loyola, los colectivos de línea 1 no prestarán servicio durante la noche.

Si bien en los últimos días, los representantes de los trabajadores mantuvieron encuentros con personal policial y del Ministerio de Seguridad, no se llegó a un acuerdo mediato que garantice la integridad física de los choferes.

Cabe recordar que a principios de octubre, la medida de interrumpir el recorrido nocturno ya había sido tomada por los choferes de ésta línea. La disposición había sido tomada luego de que varios micros fueran vandalizados.

“La inseguridad es constante. A la noche se pone peor porque somos los únicos que estamos trabajando”, expresó el delegado de los choferes.