El jefe de la agrupación juvenil declara ante Bonadio, después de ser involucrado por José López como parte del circuito de los sobornos.

El juez federal Claudio Bonadio indagará a Máximo Kirchner en la causa de los cuadernos de las coimas. Está acusado de integrar una asociación ilícita que montó un sistema de recaudación ilegal liderada por su madre, la expresidenta Cristina Kirchner, que está procesada en la investigación.

El diputado K y jefe de La Cámpora fue involucrado por el “arrepentido” exsecretario K de Obras Públicas José López, que lo mencionó al apuntar a la cúpula de la organización juvenil como receptores de sobornos provenientes de empresarios vinculados a la obra pública durante el kirchnerismo. Para la Justicia, el hijo de la exmandataria no podía desconocer la manera en que se financiaba la agrupación que lidera.

Los otros referentes de la agrupación juvenil K Andrés “Cuervo” Larroque, Eduardo “Wado” de Pedro y José Ottavis habían sido involucrados en la causa tras la declaración de Hugo Martín Larraburu, exsecretario del exjefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina. Larraburu declaró que los mencionados recibieron fondos ilegales, después de que en un allanamiento secuestraran pendrives con documentos del recorrido de la plata de sobornos y menciones a excandidatos K.

“La organización de La Cámpora era atípica, Larroque, Julián Álvarez, y De Pedro tenían peso. Máximo lo manejaba más con el teléfono y Axel Kicillof, si bien estaba dentro del grupo, lo veían como un técnico, pero tenía mucha más llegada a Cristina”, declaró López, que es “imputado colaborador” en la causa de los cuadernos de las coimas, originada a partir de las anotaciones del chofer Oscar Centeno.

Después de indagar al diputado K, Bonadio debe resolver su situación procesal. Es decir, si lo acusa de ser integrante de la asociación ilícita o en calidad de jefe, tal cual lo hizo con la expresidenta.

En sus presentaciones, De Pedro y Larroque negaron que hayan recibido plata ilegal y vincularon las citaciones con una “persecución”. El último de los referentes de la agrupación juvenil K en pasar por Comodoro Py por esta causa fue el exsecretario K de Justicia Julián Álvarez, que al igual que De Pedro recusó al magistrado, porque lo demandó en otra causa penal. “En modo alguno he cometido el ilícito que se me imputa, ni ningún otro”, indicó el escrito que Álvarez presentó ante el juez.