El acuerdo se alcanzó en una reunión trilateral celebrada en la Zona de Seguridad Conjunta, con base en el acuerdo militar que suscribieron en septiembre las dos Coreas -técnicamente aún en guerra- en Pyongyang.

 

Las dos Coreas y el Comando de la ONU (UNC), que lidera EEUU, acordaron el lunes retirar el armamento y los puestos de guardia de la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), el único área fronteriza donde tropas de los tres países se ven las caras.

El acuerdo se alcanzó en una reunión trilateral celebrada hoy en la propia JSA con base en el acuerdo militar que suscribieron en septiembre las dos Coreas -técnicamente aún en guerra- en Pyonyang.

“Las dos Coreas y el UNC acordaron adoptar las medidas de retirar las armas y los puestos (de guardia) militares de la JSA de aquí al 25 de octubre”, informó el Ministerio de Defensa surcoreano en un comunicado.

Los días 26 y 27 de octubre “las tres partes harán una verificación conjunta” de la retirada de estos activos, añadió el documento.

La UNC está incluida en las actuales negociaciones puesto que administra la franja sur de la zona desmilitarizada que divide las dos Coreas y en cuyo corazón se sitúa la JSA.

La JSA, a la que se ha llamado “el último escenario de la Guerra Fría”, era originalmente una zona neutral en la que soldados de las tres partes podían moverse libremente hasta que también fue partida en dos tras un suceso que culminó en el asesinato de dos oficiales estadounidenses a manos de tropas norcoreanas en 1976.

La JSA también ha sido escenario de otros encontronazos armados y deserciones, como la espectacular huida que protagonizó un soldado norteño en noviembre de 2017 cuando logró cruzar al Sur tras ser alcanzado varias veces por balas de sus compañeros de filas.

Soldados del Norte y del Sur observan el lugar en el que el soldado norcoreano desertó en la Zona Desmilitarizada (REUTERS/Kim Hong-Ji)

El acuerdo militar alcanzado por ambas Coreas en la actual fase de acercamiento bilateral pretende relajar la tensión existente en la JSA y en otras zonas fronterizas.

De hecho, tras el tratado se contempla que los turistas que visiten la JSA puedan en el futuro cruzar la libremente la línea de demarcación militar que la divide en dos.

En el marco de ese acuerdo también se han efectuado operaciones para retirar minas antipersona en torno a la JSA y a la localidad fronteriza surcoreana de Cheorwon (unos 75 kilómetros al noreste de la JSA).

En su encuentro de hoy las tres partes “confirmaron y evaluaron la conclusión de las operaciones de desminado”, según el comunicado de Defensa.