La Legislatura de Santa Fe aprobó la nueva Normativa Nº 13781, destinada a promover la fabricación en esa provincia de vehículos impulsados por energías alternativas. La medida establece beneficios para la radicación de empresas que produzcan vehículos impulsados por electricidad, hidrógeno, biodiesel o etanol.

La novedad es que los beneficiados también serán los usuarios de estos vehículos. Los consumidores de estos productos fabricados en Santa Fe y que radiquen su auto en esta provincia, no pagarán patente por 10 años. También estarán exentos del pago del impuesto a los Ingresos Brutos en la compra de la unidad y accederán a tarifas promocionales para el consumo de electricidad.

En Santa Fe hay una sola terminal automotriz operando. Se trata de la planta de General Motors en la localidad de Alvear, cerca de Rosario. Pero también allí se está trabajando en la radicación de la fábrica de nuevos vehículos eléctricos. El más famoso de ellos es el Proyecto Rastrojero Amperion, del empresario Carlos Ptaschne, quien ya anunció que su planta de producción se construirá en Rosario.