Este lunes, a pedido del ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, el Subsecretario del Servicio Penitenciario de Santa Fe, Juan Martinez Saliba, sacó una resolución y una orden interna que implementan medidas de restricción a los presos de alto perfil.

La resolución 001/2018 determina quiénes son los considerados presos de altos de alto perfil y la orden interna 5/18 de 2015 describe los mecanismos a seguir para la custodia de los internos que se alojan en las cárceles provinciales.

“Este trabajo se viene realizando hace seis meses, consistió en tres etapas, la primera fue la construcción de nuevos pabellones para el alojamiento de internos de alto perfil, para una capacidad no superior a cinco internos, con inhibidores de señal, con cámaras de videovigilancia, y centros de monitores en cada penal y en la Dirección General del Servicio Penitenciario”, expresó el Subsecretario del Servicio Penitenciario de Santa Fe, Juan Martinez Saliba. Las otras dos etapas consisten en la emisión de la resolución y la orden interna; y la tercera la aplicación de las medidas de restricción.

Asimismo, el funcionario dijo que “consideramos que esto fue absolutamente necesario y lo ha pedido en reiteradas oportunidades el ministro Pullaro debido a que no es lo mismo la custodia de un interno que pueda formar parte de una presunta banda narcocriminal, alguna banda enmarcada en proceso de asociación ilícita, o bien de amenazas o amedrentamientos que fueron de público conocimiento en la provincia a un interno condenado por robo o hurto”.

En referencia a esto el Ministro Maximiliano Pullaro mencionó que “no puede ser custodiado de la misma manera un delincuente común que aquel que pertenece a bandas criminales organizadas. Estas modificaciones tienen como objetivo elevar el nivel de seguridad para evitar que se infrinjan las normas. Lo dije hace unos días y lo repito ahora, Somos un Estado bobo si tratamos a los criminales de este tipo como ladrones de gallinas”.

Además Pullaro agregó que “El Servicio Penitenciario debe ser quien decida el lugar y las condiciones de alojamiento, porque es quien sabe cómo hacerlo”.

Por último y en concordancia con el Ministro, Martinez Saliba concluyó en que “entendemos que es sumamente necesario para la seguridad de la provincia de Santa Fe y por ello decidimos dictar estas normas para evitar mayores inconvenientes”.

Medidas a implementar

Los traslados y custodias de los internos de alto perfil ya tenían algunas medidas especiales pero a raíz de lo sucedido en los últimos meses, se ampliarán las restricciones.En la Unidad 1 del penal de Coronda se encuentran habilitados los pabellones 15 y 16 y en la cárcel de Piñeiro los pabellones 25, 26 y 27.

La orden determina los siguientes puntos:

Se evitará el alojamiento en solitario de los internos de alto perfil;

Se minimizará el contacto entre grupos antagónicos;

Instalarán inhibidores de señal en cada pabellón;

Habrá un control directo por medio de cámaras de videovigilancia que permitan una completa visualización de los espacios comunes, puertas, ventanas de los pabellones, ingreso al pabellón y guardia;

Las visitas solamente podrán ingresar lo que consumirán en el día y el peso no podrá ser superior a 1,5 kilogramos por visita;

Se establece un régimen especial de requisas edilicias;

Las entrevistas con los abogados y con otras visitas que no sean familiares directos se realizarán en boxes de visita con blindex de por medio, sin ninguna excepción;

Las visitas se limitan a familiares directos (padres, hermanos, pareja, hijos del interno y de su pareja) previa acreditación fehaciente del vínculo y no podrán ser 2 en simultáneo por interno;

Los visitantes serán requisados antes y después de la visita, según los protocolos establecidos;

El personal que cumpla funciones de Celador y Encargado de Monitoreo, así como los funcionarios de GORO en estos espacios, no podrá utilizar telefonía móvil.