Desde febrero que no le paga a las 60 instituciones y transportistas que asisten a unas 15 mil personas con discapacidad en la ciudad. Intercedió la Municipalidad de Rosario y adelantaron que no habrá un recorte de presupuesto para 2019

 

Hace un mes la Agencia Nacional de Discapacidad lanzó un decreto para controlar las pensiones que otorgan personas con certificado de invalidez porque entendían que había irregularidades. Desde el Consejo de Discapacidad de Rosario pidieron una reunión con las autoridades nacionales para descartar que fuera un recorte en las pensiones que tienen entre 10 y 15 mil vecinos y vecinas de la ciudad.

Este lunes se reunieron en Buenos Aires y desde la Nación aseguraron que sólo 63 fueron notificados para la auditoría en Ansés. Ninguno tenía certificado de discapacidad y no hay menores de edad. “Queremos brindar tranquilidad a las personas que no recibieron el telegrama de que no están en la lista de posibles suspensiones”, dijo a El Ciudadano Adriana Ciarlantini, directora municipal de Discapacidad. Además, la funcionaria aseguró que desde Nación dijeron que van a regularizar los pagos a los prestadores de servicios y transportistas del programa Incluir Salud en los 15 días. “En Rosario hay cerca de 60 institutos privados y sin fines de lucro que trabajan con el programa. Les deben desde febrero de este año. Vimos que en la lista de pagos figuraban institutos locales”, agregó Ciarlantini.

Contención

 El Incluir Salud está destinado a garantizar la cobertura médico asistencial, el traslado, la rehabilitación, el acceso a centros educativos, terapéuticos, prótesis y ortopedia a los beneficiarios de pensiones asistenciales, leyes especiales y pensiones graciables. En Santa Fe, hay alrededor de 6 mil personas en el programa que desde diciembre pasado quedó bajo la órbita de la Agencia Nacional de Discapacidad. Las instituciones hacen convenio directo con la Nación para recibir los fondos del programa. En paralelo, el Estado gira parte de los fondos a las provincias para que financien servicios costosos que usan pocos usuarios como diálisis, prótesis y trasplantes en hospitales públicos.

“Hace más de 30 años trabajamos con las instituciones. Tenemos una ordenanza que habilita el trabajo conjunto y un fondo destinado al tema. Rosario fue pionera en políticas públicas y en propuestas. Estamos contentos porque llevamos tranquilidad a las personas y seguimos en el camino que corresponde”, dijo la directora y concluyó sobre la reunión: “Nos dijeron que tiene el mismo presupuesto que este año y que van a otorgar un aumento de un 22 por ciento para las prestaciones. También que van a regularizar los pagos de la deuda hasta junio inclusive en los próximos 10 o 15 días. El resto de los pagos tendrán 90 días de demora”.