El Tribunal Superior de Hawái aprueba el permiso de construcción en el volcán Mauna Kea.

El Tribunal Supremo de Hawái acaba de aprobar el permiso de construcción de un telescopio gigante de nueva generación en la disputada y controvertida área del volcán Mauna Kea. Con esta decisión, se desvanece la posibilidad de que esta infraestructura científica se construya en La Palma, en Canarias, que era la segunda opción de ubicación que contemplaba la colaboración internacional, llamada TMT, que gestiona este proyecto y que está liderada por la Universidad de California y el Instituto de Tecnología de California (Caltech).

Con un coste estimado alrededor de 2000 millones de dólares, el Telescopio de 30 metros, como se conoce, se convertirá en el más grande jamás construido del hemisferio norte. Dispondrá, tal como su nombre sugiere, de un enorme espejo de 30 metros de ancho que permitirá a los astrónomos obtener nuevo conocimiento acerca de los agujeros negros, los exoplanetas u otros objetos o fenómenos astronómicos.

El Telescopio de 30 metros se convertirá en el más grande jamás construido del hemisferio norte

El Telescopio se comenzó a construir en 2014 en Mauna Kea pero las obras se han detenido en numerosas ocasiones debido a las protestas locales, que consideran que Mauna Kea es ‘tierra cedida’, y que las obras tienen un impacto negativo sobre la cultura, el culto religioso y el medio ambiente de esta montaña sagrada. En este sentido, hace tres años el Tribunal Superior hawaiano ya invalidó el primer permiso de construcción alegando que el estado había dado luz verde al proyecto sin escuchar a los activistas hawaianos opositores al proyecto.

Ante esa situación, los astrónomos del consorcio TMT afirmaron que se llevarían el Telescopio de 30 metros a La Palma, en las Islas Canarias. Y ponían como fecha límite para tomar la decisión el pasado mes abril. Aunque para los astrofísicos del proyecto, Mauna Kea era una mejor opción que La Palma, puesto que el clima y menor altitud de la ciudad canaria requeriría más ópticas y corrección de instrumentos para solventar la interferencia producida por la atmósfera de la Tierra.

El Telescopio de 30 metros no es el único megatelescopio en marcha. El Telescopio Gigante de Magallaes y el Telescopio Extremadamente Grande Europeo (ELT por sus siglas en inglés) están construyéndose en Chile y se espera que comiencen a escudriñar el cielo a mediados de 2020.