En la madrugada de este jueves, aproximadamente a las 01:30 hs, un padre enfurecido por conocer el estado de salud de su hijo menor de edad arremetió a golpes de puño contra el vidrio de la ventanilla y la puerta de madera acceso a los consultorios de la guardia del Hospital San Carlos de la localidad de Casilda. Como consecuencia, una de las astillas del vidrio se alojó en el ojo de una compañera empleada administrativa y una mujer policía resultó herida.

Este hecho se suma a varios hechos de violencia que se vienen produciendo en horario nocturno, y en esta oportunidad inclusive llegando a herir a una policía y a una empleada administrativa.

En este contexto, UPCN solicitó a las autoridades del Hospital San Carlos que encuentren una pronta solución, que permita reforzar la seguridad dentro del efector por la integridad física de los trabajadores del lugar.