“La razón por la que lo cortaron en pedazos fue para poder disolverlo más fácilmente. El objetivo era no dejar rastros del cuerpo”, indicó un asesor gubernamental y amigo del periodista saudita.

El cuerpo del periodista saudí Jamal Khashoggi, asesinado hace un mes en el consulado de su país en Estambul, fue “disuelto” tras ser descuartizado, según Yasin Aktay, asesor de la cúpula del gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP) del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y amigo personal de Khashoggi.

Los restos del periodista habrían sido “destruidos”, según la Fiscalía. El partido gobernante dice que crimen no pudo ocurrir sin órdenes superiores. (31.10.2018)

“Sabíamos que el cuerpo de Khashoggi había sido desmembrado, pero ahora vemos que no solo lo descuartizaron, sino que lo disolvieron”, declaró Aktay, citado este viernes (02.11.2018) por el diario turco Hürriyet.

“De acuerdo con las últimas informaciones, la razón por la que lo cortaron en pedazos fue para poder disolverlo más fácilmente. El objetivo era no dejar rastros del cuerpo”, añadió.

La Fiscalía turca había declarado el miércoles que el cuerpo del periodista fue despedazado.

“Esto es lo que también se desprende de la declaración de la Fiscalía. No hay nada razonable que se pueda responder a esto. Matar a una persona inocente es un crimen, tratar el cadáver así es otro crimen y una vergüenza”, añadió Aktay.

“Se ha buscado en todos los lugares que aparecen en el sistema de cámaras de vigilancia, pero no se ha encontrado el cuerpo. Lo que hay son indicios”, agregó.

La Fiscalía de Estambul ha prometido que seguirá investigando el caso, pese a la escasa colaboración mostrada por las autoridades saudíes durante la visita del fiscal general del reino encargado del caso, que estuvo la semana pasada en Estambul.