La actividad tuvo lugar este jueves, en las instalaciones del Pabellón Juvenil de la Unidad Penal N°2 de la cárcel de Las Flores de la ciudad de Santa Fe.

En el marco del Plan Abre, el programa Nueva Oportunidad del Ministerio de Desarrollo Social, el Pabellón Juvenil de la Unidad Penal N°2 de la cárcel de Las Flores de la dirección provincial de Justicia Penal y Juvenil, y el programa provincial de Educación Sexual Integral (ESI) del Ministerio de Educación, realizaron una jornada de capacitación sobre Educación Sexual Integral.

La actividad tuvo lugar este jueves, en las instalaciones del Pabellón Juvenil de la Unidad Penal N°2 de la cárcel de Las Flores, Blas Parera 8800, de la ciudad de Santa Fe.

“En momentos donde se está dando una profunda discusión sobre la Educación Sexual Integral, creemos sumamente importante éstos encuentros. Hay mucha desinformación respecto de una ley que hay que cumplir, entonces es necesario discutir con los adultos los alcances, las dudas e incluso los miedos que existen alrededor de la ley. Se trata de garantizar la igualdad en el acceso a la información confiable, precisa y científica que les permita a los jóvenes el ejercicio pleno de sus derechos. La educación es una herramienta central para ir construyendo una sociedad más igualitaria, más libre y más justa. En este marco se inscriben las jornadas que buscan llevar más información e ir superando los tabúes que impiden su normal desarrollo”, dijo el subsecretario del Plan Abre, Mariano Granato.

“La actividad constituye el primer paso de un proceso que se iniciara escuchando las voces de los jóvenes y pensando las prácticas cotidianas sobre el cuidado del cuerpo en sí y del otro; poniendo sobre relieve la realidad institucional que nos contiene en los relatos subjetivos atravesados por signos de violencia, de desamparo, de precariedad de los vínculos”, afirmó la directora de Pabellón Juvenil, Laura Rodríguez.

“En el marco de las medidas socioeducativas dictaminadas por los jueces, que privan a los jóvenes temporalmente de su libertad; y en la implicancia de garantizar el resto de los derechos, es que sostenemos la necesidad de brindarles las herramientas sociales, culturas, educativas para el desarrollo de una vida sexual plena. Debemos darnos un espacio de formación y de diálogo los adultos que trabajamos cotidianamente con los jóvenes, haciéndonos responsables de las consecuencias de nuestras intervenciones”, finalizó Rodríguez.

CONVOCATORIA
La convocatoria estuvo dirigida al personal que trabaja de manera directa con los jóvenes privados de la libertad en el Pabellón Juvenil; capacitadores del programa Nueva Oportunidad, personal de la dirección de Asuntos Juveniles, de Libertad Asistida, Servicio Penitenciario, equipo de profesionales y operadores.