Ocurrió en Victoria, Entre Ríos. Una nena y un bebé que estaban en un auto con los vidrios cerrados fueron asistidos por la Policía, que los trasladó a un policlínico por sofocación. Su madre los habría dejado sin ventilación. El Estado se hará cargo de los pequeños.


Una nena -de seis años- y su hermanito -de seis meses- que estaban sofocados fueron rescatados por personal policial del interior de un auto que tenía los vidrios cerrados y poca ventilación. El vehículo estaba estacionado en la zona de calles Bartolini y Ezpeleta de Victoria. Ocurrió pasado el mediodía de este sábado.

Efectivos de la División Investigaciones que se encontraban en el lugar se percataron de lo que ocurría e intervinieron para rescatar a los pequeños y trasladarlos al policlínico local, donde recibieron atención médica por un cuadro de sofocación y fueron estabilizados.

El bebé presenta varias intervenciones quirúrgicas, por lo que fue derivado al Hospital Salaberry, donde quedó internado.

De acuerdo lo informado en Facebook por el programa radial “Lo que esperabas”, la madre de los menores los había dejado encerrados en el vehículo.

Tras el grave episodio, intervino el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia -Copnaf-, que se hizo cargo de los menores, que fueron destituidos provisoriamente de sus padres por disposición del juez de Familia.