El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, afirmó que el pago del bono de fin de año, por 5 mil pesos, será obligatorio para el sector privado, pero no así para el público.

“Ayer tuvimos una muy buena reunión entre la CGT y los sectores empresariales. El bono sería compensatorio y no remunerativo en dos cuotas, en principio para el sector privado. Hasta que el público no cierre sus paritarias, solo compete al sector privado. Estamos terminando de redactar el texto”, puntualizó el funcionario.

En declaraciones a radio Continental, Sica resaltó que “venimos manteniendo un diálogo fluido con todos los sindicatos. Reconstituimos la mesa de diálogo que en los últimos meses no había funcionado”.

En Santa Fe, el ministro de Economía Gonzalo Saglione dijo que el bono apunta a compensar la pérdida del poder adquisitivo, pero que en la provincia “ese desfasaje no existe porque tenemos la cláusula gatillo”.

De este modo, Saglione descartó de plano la posibilidad de otorgar en Santa Fe un bono de fin de año, y explicó que “en Santa Fe tenemos una cláusula gatillo, que no sucede en otros ámbitos. Por eso el bono viene a compensar la pérdida del poder adquisitivo del salario que se da en aquellas paritarias donde no hay acompañamiento de la inflación”.

“El origen del bono es para compensar muy parcialmente con un monto no remunerativo y por única vez un desfasaje entre la recomposición salarial que se viene aplicando y la evolución general de los precios. Y el origen del bono es por una situación que no se da en la provincia”, agregó el ministro de Economía provincial, cerrando de esta manera la posibilidad de un bono de fin de año para los estatales santafesinos.