Tras la salida del chileno, Laura tiene un nuevo panorama. Para el final, se preparan regresos, nuevos personajes, e incluso puede haber muertes. 

En el último capítulo de 100 días para enamorarse, Emiliano (Benjamín Vicuña) le dijo adiós a Laura (Carla Peterson), porque a pesar del amor que se tienen, él debe irse por seis meses al exterior para atender sus negocios. Laura no pudo aceptar la oferta de irse con él, ya que nunca podría dejar a sus hijos, y así, el chileno se fue a solas.

La partida del personaje de Vicuña no implica que Laura regrese corriendo hacia Gastón (Juan Minujín). Pablo Cullel, productor de la tira, aseguró en diálogo con La Nación, que la pareja concretará el divorcio en muy malos términos, como ya se está viendo actualmente, y que finalmente venderán la casa y dividirán el estudio.

Igualmente, Vicuña regresará para el final, y también lo hará Angie (Justina Bustos). El regreso del chileno podría implicar un gran lapso de tiempo en la trama, o que Emiliano se la juegue por Laura y vuelva antes de los seis meses.

Como ya te contamos anteriormente, ingresarán actores. Verónica Llinás ingresará a la ficción de Telefe. Cullel le reveló al mismo diario que será Alicia, la mamá de Diego (Luciano Castro) por ocho episodios. Ella llegará a Buenos Aires para confrontar con Antonia (Nancy Dupláa) y no aceptar la relación que tiene con su hijo. Además. tampoco aceptará a su nieto, Juan (Maite Lanata), por su condición de chico trans.

Además, el Poliamor puede tener también su lugar en 100 días, debido a que Javier (Juan Gil Navarro) volvió a las andadas y les propone esa práctica como solución a Solange (Marina Bellati) y Telmi (Laura Cymer).

El dato más impactante que reveló el productor fue que Antonia y Juan deberán encargarse de algo muy complicado: el personaje de Pablo Rago, Coco, sufrirá un grave problema de salud.

No sorprendería que los guionistas decidan matar a un personaje para lograr un shock emotivo de cara al final. Además, la tira ya ha tratado con temas graves de salud, como el cáncer de mama de Cata (Macarena Paz) o la operación de Miguel (Mario Pasik).