Fuentes de la compañía informaron que la rebaja alcanza a las variantes de las naftas y diesel hasta un 2,7%, pero que podrá registrar disparidad en cada ciudad.

La petrolera Shell baja un 2,7% los precios de sus combustibles líquidos en las estaciones de servicio de todo el país, como parte de una estrategia comercial para mantener la competitividad de los distintos productos.

La rebaja alcanza a las variantes de las naftas y diesel hasta un 2,7%, pero que podrá registrar disparidad en cada ciudad de acuerdo a sus condiciones comerciales.

De esta manera, los precios de referencia por litro que Shell en los surtidores de la ciudad de Buenos Aires son para la nafta V-Power o premium de $ 45,75 (la única que no sufre cambios en la ciudad), mientras que la súper costará $ 38,99 (hasta hoy $39,87).

En el caso de los productos diesel tendrán a nivel nacional un descuento de hasta 2,6%. De esta forma, los nuevos valores en la ciudad son de $ 35,68 para la fórmula diesel ($ 36,81) y de $ 41,25 para la V-Power Diesel ($ 42,45).

Así, el segundo operador del mercado de combustibles en el segmento minorista adecúa sus precios para mantener la competitividad de sus productos frente a YPF y Axión, luego de que esta última también decidió en el fin de semana una rebaja de hasta 2,1%.

En Córdoba la nafta V-Power estaba a $49,98 y ahora está a $48,98, la súper se mantiene igual a $ 43,96 y la V-Power Diesel pasó de $ 43,95 a 42,85.

Antes la diferencia entre YPF con Shell y Axion estaba en el orden de los 3 pesos por litro, ahora 1,8 pesos.

En el caso de los combustibles de YPF, en la capital mediterránea, la permiun está a $47,03, la súper a $41,66 y el diésel premiun a $ 41,11.

Hay más oferta de crudo y los precios se derrumban

La Opep se inquietó hoy por la elevada oferta mundial de crudo y una demanda menor a la prevista y el precio del barril se derrumbó en los mercados.

En Nueva York el barril de “light sweet crude” (WTI) en los contratos para entrega en diciembre bajó 4,24 dólares y quedó en 55,69, su mayor baja en una sesión desde setiembre de 2015.

Con la de este martes, el WTI lleva 12 sesiones seguidas jornadas en baja.

En Londres el Brent para entrega en enero hilvanó su sexta caída al perder 4,55 dólares y quedar en 65,47 dólares. Este precio es el menor desde marzo último.

En un informe publicado el martes, la OPEP prevé que la demanda mundial crecerá en 1,5 millones de barriles diarios (mbd) este año, 40.000 barriles diarios menos que sus previsiones del mes pasado. La demanda total alcanzaría 98,79 mbd.

La revisión a la baja se justifica por la caída de la demanda en Oriente Medio y también en China, indica el cartel, cuyos miembros deben reunirse el 6 de diciembre en Viena para decidir su política.

Para el año que viene el cártel prevé un crecimiento de 1,29 mbd, unos 70.000 barriles al día menos que la previsión del mes pasado. La demanda total alcanzaría 100,08 mbd.

En lo que respecta a la oferta, la producción de los países de la OPEP alcanzó 32,900 mbd en octubre, 127.000 barriles diarios más que el mes anterior), según fuentes secundarias (indirectas).

Además el cártel revisó ligeramente al alza las previsiones de producción de los países de fuera del cártel para 2018 y 2019, gracias a Estados Unidos.

“Aunque el mercado haya alcanzado el equilibrio por el momento, las previsiones para 2019 sobre el crecimiento de la oferta no OPEP indican volúmenes más elevados, que superan el aumento de la demanda mundial y conducen a un exceso de crecimiento de la oferta en el mercado”, indicó el cártel en su informe mensual sobre el petróleo.

“La reciente revisión a la baja de las previsiones de crecimiento económico mundial, y la incertidumbre asociada, confirman la presión que emerge sobre la demanda de petróleo observada los últimos meses”, observa la OPEP.

Arabia Saudita, el primer productor de petróleo del mundo, abogó el lunes por reducir la producción mundial en un millón de barriles al día para equilibrar el mercado y frenar la caída de los precios.

Los precios cayeron desde principios de octubre. El barril de Brent se vendía el viernes por debajo de 70 dólares, las sanciones estadounidenses contra la industria petrolera iraní fueron finalmente menos severas de lo previsto. El martes hacia las 11H00 GMT el barril de Brent se vendía a 68,59 dólares.

Riad anunció además que reduciría su propia producción y disminuiría en diciembre sus exportaciones en 500.000 barriles al día en relación a noviembre.

Pero este anuncio volvió a ser criticado por el presidente estadounidense Donald Trump, que hace unos meses presionó a la OPEP para que haga bajar el precio del petróleo.

“Espero que Arabia Saudita y la OPEP no bajarán su producción. El precio del crudo debe ser aún más bajo si nos basamos en la oferta”, escribió en Twitter.