Encontraron sus cuerpos calcinados. La esposa y otra pequeña se salvaron de milagro.

El padre junto a sus dos hijos y dos hijas, de entre 8 y 19 años de edad, “se encontraban refugiados en una choza de paja esperando que la granizada pase (pero), un fuerte rayo cayó sobre la choza y los cuerpos fueron calcinados”, relató el alcalde de Chayanta, William Guzmán, citado por los portales de las radios Erbol y Fides. “Todos tienen quemada la mitad del cuerpo”, agregó.

La esposa y otra pequeña hija de año y medio de edad se salvaron de milagro pues habían abandonado el lugar minutos antes.

La tragedia ocurrió el pasado sábado cuando la familia Conde fue sorprendida por el temporal en medio de sus trabajos de agricultura. Con estas cinco muertes, el saldo de muertos en el inicio de la temporada de lluvias se elevó a 12, según recogió AFP.

La temporada de lluvias en Bolivia normalmente se extiende de noviembre a marzo. El año pasado el fenómeno climático dejó un saldo de 17 fallecidos, además de 14 800 familias afectadas por crecidas de ríos y deslizamientos de tierra.